domingo, 10 de julio de 2016

Irlanda 1/2



Holaaaaaaaaaaaaa

Como supongo que sabreis porque soy todo lo pesada en twitter-- estoy en Irlanda y acaba de terminar mi segunda semana aquí.

Escribo esto sentada en mi habitación/caja de zapatos mientras veo llover --algo que era inconcebible para mí, que un 10 de julio pudiese llover y que necesitase un chaquetón y como las mejores barritas de chocolate y caramelo del mundo --srsly, a mi no me gustan las barritas con caramelo y AMO estas-- y tengo tantas cosas que quiero decir y no sé cómo empezar...


Estando aquí me he dado cuenta de que puedo hacer mucho más de lo que me creía capaz, ya que todos los problemas que he tenido los he tenido que solucionar yo sola, añadiendole la dificulad del idioma. Estoy viajando con dos amigos, y para entrar en lo que es el país a uno de ellos le pusieron problemas ya que la foto de su DNI era muy antigua y él no sabía como explicarse así que tuve que ir yo a "solucionarlo", cosa que no sabía que iba a ser capaz hasta que lo hice.
Otro ejemplo es que al bajar del coche de la escuela a la que voy, se me resbaló la mochila del hombro y no me di cuenta, cuando lo hice ya era tarde, así que mi host mother y yo estuvimos venga a hacer llamadas y al final conseguimos recuperar la maleta, es verdad que tuve ayuda pero todo era en inglés. Es el darte cuenta de que no necesitas a tu madre para que te solucione todos y cada uno de tus problemas.

Otra cosa de la que me siento muy orgullosa es de como voy aprendiendo a abrirme a las personas, porque sí, vengo con dos amigos pero estamos en clases distintas y la idea no es cerrarte y solo hablar tu idioma, porque esto cuesta un dinero y es para practicar inglés así que te tienes --o debes hablar inglés todo el tiempo y con todo el mundo, ya que es la única forma de hablar con alemanes, italianos, rusos, etc, la mayoría de las veces no conoces sus idiomas ni ellos el tuyo así que estoy muy contenta de ver que soy capaz de desenvolverme y seguir conversaciones y hacer amigos, y más aún sabiendo que puedo hacerlo en inglés.

Estoy conociendo sitios preciosos que ni sabía que existian, como The Book of Kells o Blarney Castle, he hecho cosas que jamás me imaginaría haciendo aka colgarme a yo no sé cuantos metros para darle un beso a una roca y tener que subir por unas escaleras diminutas para llegar. He visitado el National Gallery de aquí y me encantó, un museo de Leprechaun !!! Y mil cosas más, he descubierto sitios donde sentarte en la hierva y simplemente estar ahí y pequeñas playas encantadoras.






Por supuesto no todo es de color rosa, tanto como sé moverme por el pueblo en el que estoy viviendo y por Dublín, también me pierdo y lo paso mal, y echo de menos a mi familia. El tiempo tampoco ayuda ya que como dije antes, llueve mucho y hace frío, lo que es un poco deprimente pero una se acaba acostumbrando porque si me quedase en casa cada día que llueve no saldría de mi habitación también es verdad que pasa de estar raining cats and dogs a estar soleado sin una nube en cuestión de segundos.
La cultura es totalmente distinta a lo que estoy acostumbrada, en la casa en la que vivo, cenar a las 6 es cenar tarde, y para mí esa hora es la de merendar, así que a las 10 de la noche estoy que me como a mi padre por los pies.
La comida es otra cosa que tiene tela, porque la comida aquí es mierda. He estado estas dos semanas alimentandome de pasta, hasta que por fin mi host mother se ha dado cuenta de que no me gusta. Aquí el aceite de oliva es un mito, aunque también estoy probando muchas cosas nuevas, algunas me gustan y otras no. Pero me quiero centrar en las cosas buenas como la pedazo de crêpe que me comí en Greystones, que fue genial

Supongo que hasta aquí llega hoy, y que dentro de dos semanas completaré mi experiencia en otra entrada.


Share: